Unidad de imagen cardiovascular
Unidad de imagen cardiovascular

La coordinación entre la parte de diagnóstico por imagen y la parte clínica es uno de los elementos más innovadores de la nueva unidad, ya que es el mismo equipo el que realiza las pruebas y atiende al paciente en la consulta. Esto permite una detección más precoz y un tratamiento temprano de las enfermedades cardiovasculares (ECV), que son la principal causa de muerte en todo el mundo.

La unidad de imagen cardiovascular de Analiza incluye no sólo técnicas de imagen cardiovascular, tanto convencionales como avanzadas, sino también unidades monográficas dentro de esta área que ponen en contexto el resultado de las pruebas y avanzan hacia una medicina personalizada.

Esta unidad realiza una importante labor, que empieza por la prevención y el seguimiento post intervención en cardiopatías y enfermedades cardiovasculares mediante la ecocardiografía y ecografía vascular ambulatorias y continúa con el compromiso con la innovación e inversión en tecnología de última generación, en pacientes diagnosticados. Este es el caso de la utilización de la Cardio-TC en la planificación de procedimientos de intervención cardiovascular o de la Cardio-RM, que es la prueba de elección en el estudio de las enfermedades del miocardio y para evaluar los daños tras un infarto agudo. 

Uno de los elementos diferenciadores con otras unidades existentes en el sector es que no sólo dispone de todas las técnicas de diagnóstico por imagen, sino que éstas están ligadas a la unidad de valvulopatías y a la unidad de cardiopatías heredables enfocadas a enfermedades de miocardio. La coordinación entre estas unidades y la unidad de imagen cardiovascular garantiza la individualización del diagnóstico y el tratamiento personalizado de los pacientes con patología cardiovascular. 

 

 +34 91 431 85 30 • imagencardio@analizalab.com

Consulta-diagnóstica cardiología con ecocardiograma
Será realizada por un cardiólogo clínico, que, además, es especialista en imagen cardiovascular. De esta forma podrá tener una visión global que le permitirá establecer la mejor actitud en el campo de la prevención cardiovascular o en el diagnóstico y seguimiento de enfermedades cardiovasculares.
Estudio de prevención cardiovascular
La forma más eficaz de combatir las enfermedades cardiovasculares es mediante la prevención. En Analiza hemos creado un conjunto de pruebas en las que se engloba este completo estudio de prevención que se compone de: consulta-diagnostica cardiología, ECG, ecocardiograma, eco vascular y analítica de perfil cardiológico. La realización de este estudio permitirá poner en contexto al especialista con el resultado de las pruebas y avanzar hacia una medicina personalizada. Recomendamos este estudio a las personas mayores de 45 años, personas con alteraciones en los niveles de colesterol, aquellas con antecedentes familiares de problemas cardiológicos relacionados con las arterias del corazón y todos aquellos que quieran conocer el estado de su sistema cardiovascular antes de comenzar una actividad física intensa.
Electrocardiograma (ECG)
Es la representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón, en esta prueba diagnóstica se analiza el ritmo, regularidad de los latidos, tamaño y posición de las aurículas y ventrículos y permite detectar posibles alteraciones cardíacas.
Ecocardiograma
Es una prueba diagnóstica fundamental porque ofrece una imagen en movimiento del corazón. Mediante ultrasonidos, la ecocardiografía aporta información acerca de la forma, tamaño, función del corazón, movimiento y grosor de sus paredes y el funcionamiento de sus válvulas. Además, puede aportar información de la circulación pulmonar y la porción inicial de la aorta.
Ecografía vascular
La ecografía vascular es un procedimiento seguro e indoloro que utiliza ultrasonidos para examinar el flujo sanguíneo en las arterias carótidas y femorales. Las alteraciones en las paredes de estas arterias, en forma de placas de aterosclerosis, nos ayuda a identificar de forma precoz, a personas que tienen un riesgo elevado de tener una enfermedad cardiovascular en el futuro y antes de desarrollar complicaciones graves.