XVII Jornada Científica Analiza

· Por Analiza

El pasado mes, Analiza congregó en el Colegio de Médicos de Cádiz la XVII Jornada Científica Analiza en la que se ha tratado sobre la actualización de las perspectivas diagnósticas, terapéuticas y quirúrgicas en el cáncer de mama.

   

Los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) posiciona al cáncer de mama como el segundo cáncer más habitual en términos generales, y el primero entre las mujeres. En España se prevén 34.750 diagnósticos de tumores de mama.

Con un enfoque multidisciplinar los especialistas participantes presentaron una visión global sobre el manejo clínico de los tumores mamarios.

   

En 1894 W. Halsted introdujo como tratamiento casi exclusivamente quirúrgico la mastectomía radical. Durante más de 70 años este tratamiento consistía en la extirpación de toda la mama y áreas ganglionares. Actualmente la oncología considera el cáncer como enfermedad sistémica desde el inicio, y se identifican las alteraciones genéticas con métodos como la secuenciación masiva.

Actualmente, mediante la oncología de precisión, se pueden seleccionar dianas terapéuticas que permitan realizar un abordaje personalizado utilizando fármacos dirigidos.

   

La doctora Irene Rodríguez Pérez, como directora de Anatomía Patológica de Analiza, señaló la importancia del “avance en la biología molecular de los tumores que ha permitido que tumores como el cáncer de colon, de mama y de pulmón, puedan ser divididos en distintas entidades moleculares.” A través de esta estrategia terapéutica se han podido desarrollar fármacos individualizados y tratamientos personalizados.

La cirugía, aun siendo un elemento clave en la erradicación del cáncer, no es ya la única opción, sino que se le han añadido otras prácticas como la radioterapia, la quimioterapia o la terapia hormonal. Gracias a este abanico de posibilidades, actualmente se puede hablar de una tasa del 85% de supervivencia al cáncer no metastásico.

La CEO, Nuria Martín Gil, destacó el incremento de pruebas para realizar un diagnóstico precoz que ayuda a los pacientes a obtener un pronóstico efectivo. Analiza, ratifica así su compromiso con el análisis tumoral y las estrategias moleculares, trabajando por futuro más prometedor en la lucha contra el cáncer.