El Dr. Azúa destaca la importancia de los laboratorios virtuales en la docencia médica

· Por Analiza

La simulación es una de las técnicas más utilizadas para el entrenamiento de los estudiantes de Medicina y Ciencias de la Salud. Ya sea para prepararse en el trato al paciente o ejercitarse en procedimientos médicos concretos, la simulación está cada vez más extendida y, gracias a la tecnología, es cada vez más cercana a la realidad.

Consciente de ello y tras el éxito de la primera edición el pasado año, la Universidad de Zaragoza organizó a finales de enero las II Jornadas de Simulación aplicada a la docencia en Biomedicina, que han cosechado un creciente interés. Una veintena de ponencias desgranaron las últimas tendencias en este campo desde un planteamiento multidisciplinar y poniendo siempre al alumno en el centro.

El Dr. Javier Azúa, Director Operativo de Anatomía Patológica de analizA, participó en las jornadas presentando un caso de estudio sobre la sustitución del laboratorio real por el laboratorio virtual en la enseñanza universitaria de histología y análisis biológico, realizado por el experto en la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad de Zaragoza.

En su ponencia, el Dr. Azúa señaló que existe una mayor efectividad en el aprendizaje teórico de las asignaturas biosanitarias a través del uso de laboratorios virtuales, e que incluso aumenta las habilidades en el manejo de los útiles del laboratorio convencional, aplicando las TIC a la enseñanza de estas áreas.

El Dr. Azúa expuso que el estudio ha demostrado que la tecnología computacional da solución al problema de alto coste de mantenimiento de los laboratorios de prácticas y que mejora la realización de ejercicios que realmente son útiles para el aprendizaje de los alumnos.

Las nuevas herramientas permiten a los estudiantes repetir la actividad todas las veces que quieran sin tener que pasar horas de preparación, de una manera rápida y libre de los riesgos que ciertos experimentos peligrosos pueden suponer. Además, el Dr. Azúa destacó que la evolución de la enseñanza virtual apunta a que en los próximos 20 años se van a producir avances sustanciales en la educación a través de este tipo de laboratorios.

La excelencia educativa conseguida con la simulación facilita la formación de futuros profesionales que prestarán sus servicios en laboratorios como los de analizA, cuya premisa es el compromiso inquebrantable con la excelencia y los más altos estándares de calidad. Así, la práctica continua de los estudiantes en este tipo de laboratorios virtuales conllevará una mejora en la prestación de servicios diagnósticos, objetivo central de analizA.