Anatomía Patológica: Innovación y personalización del tratamiento

· Por Analiza

Entrevista a la Dra. Irene Rodriguez • Responsable de Anatomía Patológica de Analiza Madrid

 

La labor de la Anatomía Patológica no es muy conocida y, sin embargo, clave en muchos ámbitos médicos. ¿Podría destacar los más frecuentes?

Es una especialidad muy desconocida, aunque es un pilar fundamental en la Medicina actual, uno de los más importantes, ya que se encarga del diagnóstico de patologías de cualquier órgano y sin distinción de edad, a través del estudio de tejidos y células en forma de biopsias y citologías, así como autopsias clínicas. Sin embargo, no es el único. Hoy en día juega un papel fundamental en el pronóstico y tratamiento de los pacientes oncológicos: a través del estudio de las piezas quirúrgicas tumorales por parte del patólogo, indicamos en que estadio se encuentra la enfermedad, conocido como pTNM, y que va a ser fundamental para determinar el pronóstico y el tratamiento más adecuado tras la cirugía. Además, en las últimas décadas, hemos asistido a una revolución en el abordaje del cáncer, posible por los avances en el conocimiento de la biología molecular de los tumores, que nos ha permitido establecer el catálogo de sus principales alteraciones moleculares. Gracias a esto, se han desarrollado terapias dirigidas contra determinadas alteraciones genéticas y supuesto un importante cambio de paradigma en Oncología, sentando las bases de la patología molecular y del tratamiento individualizado del paciente. Hoy no se concibe un diagnóstico de cáncer sin llevar a cabo los estudios moleculares.

-¿Cómo sería el estudio de una paciente con sospecha de cáncer de mama ?

En primer lugar, se realiza un estudio radiológico para ver la lesión y si el radiólogo lo considera necesario, hará una biopsia o una punción, y ese material será enviado a anatomía patológica para su procesamiento y diagnóstico. Este proceso requiere de la llegada de la muestra a nuestro laboratorio, su fijación adecuada en formol en caso de ser una biopsia (24-48 horas dependiendo de la muestra), procesamiento (24 horas) y el diagnóstico por parte de un patólogo que le indicará al clínico si estamos ante un proceso tumoral maligno o benigno o de una lesión inflamatoria, etc. La concordancia clínico-patológica es muy alta, pero el diagnóstico definitivo siempre debe ser histológico o citológico.

-La pandemia ha tenido un impacto negativo en el diagnóstico de algunas enfermedades. ¿Cuáles cree que serán sus consecuencias?

Efectivamente, por desgracia, estamos viendo un impacto negativo en el ámbito de la patología oncológica secundario a la pandemia. Durante muchos meses los pacientes no han acudido a sus consultas y no se han realizado sus revisiones periódicas, se han pospuesto los estudios de cribado de cáncer y esto ha conllevado a que estemos diagnosticando casos en estadios muy avanzados de la enfermedad. Tumores que antes eran operables de inicio, ahora requieren tratamiento neoadyuvante para reducir su volumen y ser rescatables quirúrgicamente. Hemos observado un aumento en el diagnóstico de los principales tipos de cáncer como los de mama, colon o pulmón. Por ello, es importante conocer la importancia de la prevención y del control mediante las revisiones periódicas. Como indica la Asociación Española Contra el Cáncer, la detección precoz permite diagnosticar en etapas iniciales elevando las posibilidades de lograr un tratamiento curativo.

-La Anatomía Patológica en Analiza está experimentando un fuerte crecimiento poniendo en marcha un proyecto muy innovador. ¿En qué consiste?

La división de Anatomía Patológica en Analiza es uno de los grandes proyectos de la empresa en 2021-22. Contamos ya con diez laboratorios en toda España con más de 15 especialistas en anatomía patológica. Las principales técnicas como la inmunohistoquímica o el screening de la citología cérvico-vaginal, se van a concentrar en el laboratorio central de la compañía. También dispone de la última tecnología de Leica en inmunohistoquímica y para el procesamiento y tinción de muestras. Con una firme apuesta por la telepatología, contamos con el más vanguardista escáner de Leica, que permitirá trabajar a toda la división al unísono. Por otro lado, estamos desarrollando un gran proyecto dedicado a la patología molecular como acercamiento a la Medicina Personalizada. Nuestro objetivo es integrar los mejores abordajes metodológicos disponibles para el estudio de las alteraciones genómicas potencialmente tratables en cáncer, de forma que el hecho de seleccionar a los pacientes para terapias dirigidas sea una realidad. Nuestra apuesta por la tecnología de secuenciación masiva como complemento necesario del resto de técnicas es firme porque entendemos que este abordaje es la mejor manera de contribuir a que cada paciente con cáncer disponga de la anotación molecular completa de su tumor, para contribuir a su tratamiento personalizado.

Acceso al artículo publicado por La razón aquí