El día 5 de abril, ha tenido lugar en el Hospital HLA Jerez Puerta del Sur la Reunión de la Clínica Digesur – Grupo Médico López Cano (GMLC), presentada por los Dres. Antonio López Cano y Antonio Amaya y en la que, entre otros, ha intervenido el Dr. Antonio Martinez-Peinado, Director Técnico de Analiza Córdoba y experto en genética, con la ponencia titulada “Cáncer de colon y recto: del gen a la diana molecular”, tras la que se inició un debate que fue moderado por los Dres. Antonio M. Ballesta, Director Médico Corporativo de Analiza y Antonio Amaya Director Médico del Hospital HLA Jerez Puerta del Sur.

El cáncer colorrectal (CCR) es una de las neoplasias más frecuentes en los países occidentales. En España es el tumor más diagnosticado y segunda causa de cáncer en el caso de hombres por detrás del cáncer de próstata, y en mujeres tras el cáncer de mama. Se estima que cada año, en nuestro país se diagnostican alrededor de 40.000 nuevos casos de CCR y el 39% de los afectados fallecen debido a este tipo de cáncer.

La prevención y la detección precoz son las principales herramientas para combatir el CCR, pues detectado a tiempo, 9 de cada 10 casos pueden curarse. En este sentido, los programas de cribado tienen como principal objetivo la detección precoz y el tratamiento de las lesiones precursoras del cáncer, antes de la aparición de los síntomas, evitando el desarrollo de la enfermedad.

Según ha transmitido el Dr. Martínez Peinado: “Lo que hace 20 años eran hallazgos de investigación, pruebas que sólo se aplicaban al cáncer de colon y con métodos muy complejos, al alcance de pocos laboratorios de referencia, se han convertido  en la actualidad, con el desarrollo de la Biología Molecular, en pruebas de obligada realización no solo para el colon, sino para otros tipos de cáncer, aplicando tecnología asequible para los laboratorios clínicos convencionales.  Lo que hace que estas pruebas puedan ser utilizadas para facilitar el diagnóstico, ayudar al establecimiento del pronóstico y permitir un seguimiento clínico de la enfermedad. Las llamadas firmas o perfiles moleculares, están siendo utilizadas además para realizar una clasificación molecular de los tumores que favorecerá la aplicación de tratamientos cada vez más personalizados”.